By the students, for the students of Central Washington University

The Observer

By the students, for the students of Central Washington University

The Observer

By the students, for the students of Central Washington University

The Observer

Se organizan eventos para proporcionar espacio a los estudiantes musulmanes durante el Ramadán en CWU

Morgana Carroll, Reportero del personal

Todos los viernes de este mes, la estudiante de segundo año en Derecho y Justicia y Ciencias Políticas, Ibtisam Siraj, se lava la cara, las manos y el cabello en una práctica llamada Wudu, despeja su mente de cualquier distracción, se reúne en Black Hall 105, mira hacia el edificio en el centro de la mezquita más importante del Islam, Kaaba, y reza para el Ramadán. 

Siraj explicó que el Ramadán es una fiesta musulmana de ayuno que dura del 1 de abril hasta el 1 de mayo. Durante el mes de Ramadán, los musulmanes ayunan durante el día. Siraj explicó que, si bien el período en el que uno ayuna depende de factores como la ubicación, ella y otros estudiantes de CWU ayunan entre las 4 a.m. y las 8 p.m. 

El Centro de Diversidad y Equidad (DEC, por sus siglas en inglés) ha preparado un espacio para que los estudiantes musulmanes puedan orar en Black Hall 105 de las 12:30 a la 1:30 de la tarde todos los viernes de abril. Siraj dijo que, si bien este espacio se establece los viernes, los musulmanes rezan todos los días del año, no solo durante el mes de Ramadán.  

Según Siraj, también habrá una cena Iftar el 29 de abril a las 8 de la noche en el Worldcat Lounge en Hebeler Hall 207I. Siraj dijo que Iftar significa que el ayuno ha terminado.   

“Dado que ayunamos durante 16 horas, terminamos nuestro ayuno a las 8 de la noche, y la mayoría de nosotros que estamos ayunando no somos de Ellensburg, somos estudiantes internacionales o estudiantes nacionales fuera del estado”, dijo Siraj. “Decidí que una noche sería estupendo si todos pudiéramos reunirnos y comer, beber y orar”. 

Según Siraj, este es el primer año que el DEC ha organizado un espacio para la oración durante el Ramadán. Siraj ha estado trabajando con el DEC para que este espacio sea disponible por un mes. Siraj dijo que Hebeler Hall tiene una sala para rezar a la disposición de todos, pero añade que ese espacio está más alejado que el espacio en DEC. 

“Se supone que este mes habrá más oraciones, más bondad, más claridad”, dijo Siraj. “Entonces, debido a eso, le pregunté al DEC si sería posible abrir Black Hall para los estudiantes”. 

Siraj dijo que, aunque la asistencia a la sesión de rezo del viernes no es tan baja, podría ser mejor. Algunas personas no pueden asistir debido a que tienen horarios conflictivos, de acuerdo a Siraj.  

“Todos tenemos horarios distintos,” dijo Siraj. “No todos nos juntamos y rezamos juntos sino que más bien la gente entra y sale para orar.” 

La oficina de la rectora y el centro internacional han estado cooperando con Siraj desde enero para ayudarle a coordinar la cena Iftar del 29 de abril.  

Siraj dijo que, sin la ayuda de estas organizaciones, tal como la del DEC que proporcionó el espacio y la oficina de la rectora quien contribuyó los fondos para la cena Iftar, estos eventos no hubieran podido tener lugar.  

Siraj menciona que Rachel Medalia, la portavoz del senado estudiantil fue una fuente de inspiración mientras (Siraj) estaba preparando estos eventos.  

“Fui con ella primero y después de hablar con ella, empecé a comunicarme con otra gente,” dijo Siraj. Es como si ella, la primera persona con la que pude hablar me hubiera ayudado a poder compartirlo todo con otra gente.”. 

Según Siraj, el Ramadán va más allá de un simple ayuno. 

“Para mí, el Ramadán es un mes de autorreflexión,” dijo Siraj. “Eso es cuando uno reflexiona y realmente se pregunta: ¿qué he estado haciendo? ¿Cuáles son las cosas por las que tengo que esforzarme de aquí en adelante?” 

Siraj incluyó el ayuno, el rezo, la autorreflexión, la comunidad, la caridad y leer el texto sagrado del Corán como aspectos importantes del Ramadán.  

“Mis amigos y yo solemos intentar leer el libro, que tiene 114 capítulos, dos veces en su totalidad dentro del mes, si podemos “, dijo Siraj. “Es como una competición, te motivas a hacerlo, ¿sabes? Así que, idealmente uno no tiene que terminarlo más de una vez, pero nosotros nos motivamos para intentar leerlo dos o tres veces”.


La versión en español de El Observer es el producto de una colaboración entre los estudiantes del Departamento de Comunicación matriculados en la clase que publica El Observer y los estudiantes del Departamento de Lenguas y Culturas matriculados en los cursos avanzados de traducción e interpretación. Observer en español is a collaboration between students in the Communication Department course that produces The Observer and students enrolled in advanced translation and interpretation classes through the Department of World Languages and Cultures.

Leave a Comment

Comments (0)

The Observer welcomes feedback and commentary on our stories. We moderate comments to ensure they are relevant and civil, but the content of each comment is the responsibility of its original author. We do not accept comments in languages other than English or which include personal attacks, unprotected speech, vulgarity, promotional material, or statements which are nonsensical or irrelevant to the article being commented upon. You may also consider submitting a letter to the editor or an opinion piece. Click on Contact Us for details.
All The Observer Picks Reader Picks Sort: Newest

Your email address will not be published.