Las previsiones presupuestarias para 2023 reflejan recortes inminentes

El impacto es menos serio de lo previsto originalmente

Las+previsiones+presupuestarias+para+2023+reflejan+recortes+inminentes

Katherine Camarata, Editora de la sección Cultura

Las previsiones presupuestarias para 2023 reflejan descensos en el salario de los profesores no titulares (NTT) con respeto a los años anteriores en todos los departamentos, con unas pérdidas más importantes en la Facultad de Educación y Estudios Profesionales, la Facultad de Artes y Humanidades y la Facultad de Negocios.

En contraste con las proyecciones del presupuesto iniciales que generaron preocupación (ver ¨Las proyecciones de matrícula para el otoño desatan preocupaciones sobre la seguridad laboral del profesorado no titular¨), las proyecciones presupuestarias entre este año y el año pasado para la Facultad de Educación y Estudios Profesionales pasaron de una disminución de $1,4 millones a $1,1 millones durante el mes pasado. En cuanto a la Facultad de Artes y Humanidades esta disminución pasó de $999.668 a $779.479 y para la Facultad de Ciencias pasó de una disminución de $736.704 a $417.756. Para terminar, la Facultad de Negocios pasó de una disminución de $647.235 a $523.949.

Mientras las proyecciones presupuestarias reflejan menos pérdidas que antes, todavía representan una disminución que afectará cada facultad.

Según el Vicepresidente de Asuntos Financieros Joel Klucking, el impacto de los recortes variará mucho según el departamento. Él dijo que al principio fueron más afectados los departamentos que enseñan más cursos de educación general, porque la pandemia hizo que el número de estudiantes matriculados en cursos de primer año fuera más reducido durante los últimos dos años.

“Ahora vemos cómo algunas de esas promociones con menos estudiantes siguen con el proceso educativo y cómo los estudiantes están empezando con cursos de nivel 300 o 400. Este fenómeno tiene un impacto más importante en los departamentos que no participan en los cursos de educación general de manera significativa,” dijo Klucking. “La proporción entre profesorado titulado y no titulado varía bastante, así que las repercusiones de este proceso podrían ser bastante distintas según el perfil del profesorado de cada departamento.”

Si bien se están haciendo preparativos para cierta cantidad de recortes en otoño, los números finales no se asentarán hasta octubre, según Klucking. Dijo que la mitad del presupuesto está determinado por el dinero otorgado a CWU por el gobierno estatal, y la otra mitad por los ingresos de matrícula y tarifas.

“Ya tenemos una idea bastante acertada del importe de las contribuciones estatales ya que el estado prepara un presupuesto de dos años y estamos entrando en el segundo año”, dijo Klucking. “El asunto más importante es saber cuántos ingresos vamos a tener por medio de la matrícula y de las tarifas, y eso depende exclusivamente de cuántos estudiantes se matriculen. Realmente, eso no lo sabremos con certeza hasta el otoño.”

Klucking dijo que la situación presupuestaria podría haber sido significativamente peor y sigue siendo optimista. “Creo que es bueno que la universidad esté reduciendo sus operaciones para adaptarse al número de estudiantes que tenemos,” dijo Klucking. “De hecho, estoy bastante satisfecho con lo que hemos logrado hasta la fecha. Aumentamos nuestra proyección de matrícula hace unas semanas, y eso les quitó bastante presión a las facultades en cuanto a la previsión de horarios.”

Muchos jefes de departamento, algunos miembros del Senado del Profesorado y miembros del personal administrativo así como algunos miembros del profesorado no titular ya habían expresado su preocupación por la manera en que se llevarían a cabo los recortes presupuestarios, por la seguridad de los puestos de trabajo del profesorado no titular y por la mejor forma de actuar (Ver el artículo ” Las proyecciones de matrícula para el otoño desatan preocupaciones sobre la seguridad laboral del profesorado no titular¨).

Los miembros del Senado del Profesorado, la Organización de Presidentes de Departamentos Académicos (ADCO) y el Comité de Planificación Presupuestaria redactaron una carta en la que expresaban estas preocupaciones a la administración del Presidente James Wohlpart y al Sindicato.

La carta dice, “Estamos pasando por tiempos difíciles desde el punto de vista financiero, y los recortes en el profesorado no titular son inevitables. Pero creemos que hay formas de valorar y cuidar a los que se enfrentan con la posibilidad de no volver a ser contratados”.

La carta menciona la gran importancia del profesorado no titular en CWU y el aislamiento geográfico de Ellensburg que hace que muchos profesores no titulares hagan toda su carrera en este pueblo.

Se envió esta carta con la intención de contestar las preguntas siguientes: ¿Cuándo se va a informar a los profesores no titulares sobre los próximos recortes? ¿Podría haber más claridad sobre la manera en que se tomarán las decisiones en cuanto a los contratos de los profesores no titulares? ¿Los profesores no titulares despedidos volverán a ser contratados si sube el número de estudiantes matriculados? ¿Qué recursos están disponibles para que los profesores no titulares se enfrenten a la pérdida de su trabajo?

Tomando en cuenta que los recortes inminentes parecen inevitables, David Douglas, profesor no titular y miembro del Comité Ejecutivo del Senado dice que está razonablemente optimista después de someter la carta.

“Lo que resultó después de la lectura abierta de la carta a la administración y al sindicato es alentador porque el presidente contestó y se ha reunido con los firmantes de dicha carta. Además, van a seguir las conversaciones sobre los asuntos que se plantearon en dicha carta,” comentó Douglas.

También dijo Douglas que algunos miembros del profesorado intentaron enviar cartas similares en el pasado pero que no recibieron las mismas respuestas y no resultaron en las mismas acciones que las que vemos de parte de Wolhpart.

“La verdad es que hemos escrito este tipo de cartas en el pasado y hemos pedido más claridad… y las administraciones del pasado nos dijeron que iba a ocurrir, pero no fue el caso”. dijo Douglas. “Si consideramos que la respuesta del presidente Wolhpart fue bastante inmediata y que ya ha sido acompañada de acciones por su parte, podemos concluir que esta carta va a surtir algún efecto positivo”.

Klucking dijo que aprecia el compromiso de Wohlpart durante todo el proceso.

“La participación desde el momento en que nos dimos cuenta que teníamos un problema potencial, y el incluir de nuestros sistemas de gobernanza y el liderazgo del profesorado en la conversación, han sido muy útiles y diferente de lo que hemos hecho en el pasado,” dijo Klucking.

Wohlpart prefirió no hacer comentarios hasta una fecha posterior cuando se consoliden los planes.

Profesorado no titular (NTT)/Proyecciones del presupuesto para profesorado no titular desde 2020 a 2023 por Facultad

Fall enrollment projections spark concerns over NTT faculty job security


La versión en español de El Observer es el producto de una colaboración entre los estudiantes del Departamento de Comunicación matriculados en la clase que publica El Observer y los estudiantes del Departamento de Lenguas y Culturas matriculados en los cursos avanzados de traducción e interpretación.

Observer en español is a collaboration between students in the Communication Department course that produces The Observer and students enrolled in advanced translation and interpretation classes through the Department of World Languages and Cultures.

Students who translated Spring 2022: Andrés Dominguez García, Alex Dupuis, Jane Eichwald, Edgar Espino, Nicholas Jewell, Luca Kuzma, Joanna Liggett, Jacqueline Ochoa, Valeria Reynosa and Bianca Zapien